Cortar metales con precisión y rapidez es una acción necesaria en talleres de carpintería metálica y en ciertas industrias que debe realizarse con máquinas profesionales que proporcionen buenos rendimientos. La sierra de cinta para metal es la herramienta adecuada para ello. Saber para qué sirve y cómo se usa es importante si se necesita cortar y manipular metales.

Qué es una sierra de cinta para metal y para qué sirve

Una sierra de cinta para metal, también llamada sierra de banda, es una herramienta muy usada en talleres metálicos e industrias que sirve para el corte de diferentes metales como el hierro, el aluminio o el acero entre otros.

Están compuestas por una mesa de trabajo que incorpora unas guías para sujetar el material a cortar. De esta forma, pueden ajustarse los tamaños de corte así como los ángulos que quieran realizarse. El elemento de corte es una banda o cinta metálica dentada de gran longitud y cierta flexibilidad, y tiene una anchura comprendida entre los 3 y los 20 mm, según los diferentes modelos.

Esta banda está accionada por dos ruedas situadas en un mismo plano y separadas la distancia suficiente para que ambas puedan moverse. El giro de las ruedas es el que activa el poderoso corte de la banda. En el corte de metales, el elemento cortante puede alcanzar temperaturas bastante altas, por lo que algunos modelos incorporan líquidos refrigerantes para evitar deformaciones en la sierra y permitir que los cortes no tengan defectos ni imperfecciones.

Cómo usar correctamente una sierra de cinta para metal

La sierra de cinta para metal profesional no es difícil de utilizar, pero al ser un elemento cortante, conviene usarla correctamente para evitar accidentes. Esto es lo que debes tener en cuenta:

  1. Aunque pueda parecer lógico, siempre deben leerse las instrucciones y recomendaciones del fabricante de la herramienta.
  2. La elección de la hoja de corte es fundamental para un trabajo bien hecho. Tanto su ancho como su grosor influyen en los cortes en función del material y espesor de la pieza a tratar.
  3. El ajuste de la hoja de corte es importante para la efectividad del corte. Tanto su tensión, como su holgura deben ser las precisas para una buena finalización del trabajo.
  4. Se debe comprobar que la hoja de sierra esté bien alineada.
  5. Hay que configurar las guías para que estén al menos a 7 mm de la parte más ancha donde vaya a producirse el corte.
  6. Hay que colocarse los equipos de protección necesarios, como guantes o gafas de protección, marcar la pieza y proceder al corte.

Alternativas existentes, ventajas e inconvenientes

Hay numerosas alternativas en el mercado de sierras de cinta para metal con diferentes propiedades y características. Por ello, para la adquisición de una herramienta como esta, hay que tener en cuenta para qué la queremos, los tipos de materiales a cortar y los rendimientos que queremos conseguir.

El material es lo primero a tener en cuenta; por ejemplo, una sierra de cinta para hierro está diseñada para cortar este tipo de metales y aunque podría servir para el corte de otros, los resultados podrían ser diferentes.

Decidir si va a ser horizontal o vertical, también influirá en el proceso. Las verticales dan mayores amplitudes de trabajo, mientras que las horizontales dan mayores potencias, estando especialmente indicadas para cortes de piezas de gran espesor. Cuando ya se trata de metal más grueso, las máquinas ideales para cortar chapa gruesa son las cizallas industriales.

Las hay fijas o portátiles, las cuales son más funcionales e indicadas para cortes de piezas pequeñas. Y por último, aquellas que disponen de mayores medidas de seguridad, indicadas para trabajos más profesionales. Por lo que para elegir sierra de cinta para metal adecuada, será importante tener en cuenta todas estas variables para poder realizar un trabajo correcto y preciso.