En este post te vamos a explicar qué es una plegadora de chapa y qué utilidad tienen dentro de la industrial metalúrgica.

A lo largo de la historia, el hombre ha ido diseñando y fabricando diferentes tipos de herramientas y maquinarias para poder manipular los metales y construir con ellos los objetos que necesitaban para su vida diaria. Los metales necesitan pasar diferentes procesos: fundición, corte, conformación, soldadura.

Dentro de la conformación estaría la máquina plegadora de chapas.

Qué es una plegadora de chapa

La plegadora de chapa es una máquina-herramienta imprescindible en cualquier taller metalúrgico o fábrica que tenga que dar una forma diferente a una chapa rígida inicial. Las chapas de metal se distribuyen en un formato plano y lineal. Para poder fabricar objetos con ellas, es necesario cortarlos mediante cizallas, y también doblarlos mediante las máquinas que aquí estamos viendo.

Para qué se usa

En el plegado de la chapa, lo que se hace es doblarla hasta darle la forma deseada. La chapa rígida lineal adopta formas más complejas con ángulos y curvas según la pieza final que queramos obtener.

En el plegado de chapa se realiza un conformado sin arrancar el material. La chapa se dobla sobre sí misma hasta conseguir un ángulo o una curva. Para ello es imprescindible utilizar una gran fuerza mecánica que se consigue mediante la máquina plegadora.

Con una plegadora de chapa podemos lograr diferentes acabados. Un uso muy típico en metalurgia es hacer un ángulo de 90 grados con la chapa. También se utiliza para acanalar la chapa, pasando esta de chapa rígida con forma lisa a tener una determinada curvatura.

Las plegadoras están presentes en los pequeños talleres de metalurgia para fabricar puertas, perfiles de todo tipo o remolques. También es imprescindible en la industria del automóvil o en los astilleros.

Cómo funciona una plegadora de chapa

¿Pero cómo funciona una plegadora de chapa? El proceso de plegado se hace en frío. No es necesario utilizar una fuente de calor para debilitar el material y poder darle forma posteriormente. La deformación de la chapa se logra mediante dos piezas básicas de la plegadora: el punzón y la matriz.

La matriz es la base sobre la que se coloca la chapa. Tiene la forma (ángulo y/o curvatura) que queremos obtener. Sobre la matriz se coloca la chapa rígida y se ejerce fuerza mediante un punzón que se activa mecánicamente. Este punzón ejerce una gran fuerza sobre la chapa hasta que consigue deformarla sobre la matriz.

Existen diferentes tipos de plegadorasmanuales y plegadoras eléctricas. Estas a su vez pueden ser hidráulicas o mecánicas según el sistema de presión que utilicen.

Cómo usar una plegadora de chapa

Las plegadoras de chapas necesitan de una mayor o menor destreza según el uso que le demos. Las plegadoras manuales están pensadas para usos puntuales para producir pequeñas piezas y su uso no es muy complicado. Las plegadoras industriales que se utilizan en la industria pesada requieren un alto grado de especialización y solo pueden ser utilizadas por personal cualificado.

 

Independientemente del uso que le demos y del tipo de plegadora que manejemos, siempre será necesario una formación detallada en prevención de riesgos laborales, porque un mal uso puede acarrear graves consecuencias para el operario.