En este artículo te vamos a describir las diferentes herramientas con las que se pueden cortar chapa. También te explicaremos cómo cortar chapa según el material y el grosor de esta.

Qué herramienta usar según tipo y grosor del metal

Antes de empezar el proceso de corte de chapa, tenemos que elegir la herramienta adecuada para el metal en cuestión y según el grosor de la chapa que queramos cortar.

Tijeras

Entre las herramientas para cortar metal más básicas nos encontramos con las tijeras de cortar chapa o tijeras de hojalatero como también se las conoce. Son herramientas manuales, destinadas a cortes puntuales dentro de talleres y fábricas.

Sirven para cortar chapas de aluminio y cobre de 1,80 mm y chapas de acero de hasta 1,50 mm. También se emplean para cortar aluminio inoxidable de 1 mm aproximadamente de grosor.

Son herramientas para cortes ocasionales de chapas pequeñas de entre 0,5 mm y 2 mm máximo. No son precisas, puesto que son herramientas manuales y tampoco adecuadas para grandes producciones, pero son muy útiles para retoques y pequeños cortes.

Sierra de calar

La sierra de calar es una pequeña herramienta eléctrica para uso manual por un operario cualificado. El trabajo es más fácil que con la tijera porque no hay que hacer esfuerzo físico. Se gana en precisión, aunque no mucho, puesto que, al no ser una máquina automatizada de corte, necesita de la pericia del operario que la maneja. El corte de la sierra de calar puede llegar hasta 6 mm en acero y 8 mm en aluminio.

Cizallas para cortar metal

La cizalla para cortar chapa es otra herramienta frecuente en cualquier taller metalúrgico. La cizalla tiene más capacidad de corte que las anteriores herramientas. A su vez, dentro de las cizallas existen diferentes tipos.

  • Cizallas manuales: la cizalla manual es una máquina-herramienta con la que podemos cortar chapas de acero y de aluminio de hasta 25 mm. El trabajo es más fácil y preciso que con las herramientas antes descritas, pero seguimos dependiendo de la fuerza del trabajador para accionarla y hacer el corte. Su mecanismo es sencillo, consta de una bancada sobre la que se apoya la chapa y una cuchilla de corte de trayectoria vertical, tipo guillotina, que sirve para cortar la chapa.
  • Cizallas automáticas: Pueden ser de rodillos o de guillotina. La capacidad de corte es similar a la cizalla manual, pero se accionan por corriente eléctrica, lo que incrementa la capacidad de producción y la precisión de los cortes.

Cizalla hidráulica

La cizalla de chapa hidráulica es una máquina industrial de gran precisión y capacidad de producción. Son las habituales en grandes talleres y fábricas. Pueden cortar chapas de 25 mm, pero de mayores tamaños. También tienen la posibilidad de automatizar diferentes programas de cortes de distintas medidas, introduciendo los datos de los cortes deseados en una interfaz.

 

El corte es una tarea habitual en cualquier taller metalúrgico, sea cual sea el tamaño que tenga. La finalidad siempre es la misma: cortar una chapa para obtener una pieza de un tamaño y forma diferentes. Este proceso se ha perfeccionado con la constante evolución de las máquinas y herramientas de corte.