Las tuberías de acero son materiales que se encuentran presentes en un amplio número de ubicaciones, dado que se trata de piezas de gran versatilidad que, a lo largo de la historia, han tenido infinitos usos. Pero ¿cómo se hace una tubería? En este post te lo explicamos detenidamente y te hablamos de los dos modelos principales que se utilizan para su producción.

Para qué se usan las tuberías de acero

Para que te hagas una idea de la importancia que tienen las tuberías de acero, a continuación te detallamos sus usos más importantes:

  • En la ingeniería aeroespacial y en ingeniería naval se encuentran presentes en los sistemas hidráulicos, sistemas de alimentación de combustible, etc.
  • En la industria petrolera y las plantas de gas los tubos de acero son omnipresentes debido a su capacidad para transportar líquidos y gases a muy alta presión. Sirve para transportar el gas licuado o comprimido a alta presión y para todos los subprocesos que hay en una refinería petrolífera.
  • En la construcción, tanto civil como industrial, los tubos sirven para realizar estructuras, para evacuación o transporte de agua, como elementos ornamentales o auxiliares (pasamanos, etc.).
  • También tienen una amplia presencia en la industria automotriz. Los tubos de acero están presentes en sistemas hidráulicos de combustible y otros, tanto en coches como en camiones.
  • Fabricación de maquinaria industrial: cualquier máquina que tenga sistemas hidráulicos llevará tubos de acero; también se utiliza como elementos estructurales para soportar chapas.
  • En electrodomésticos también nos encontramos con tuberías de acero.
  • Sector sanitario, donde se utiliza para el transporte de oxígeno, para los sistemas de climatización y seguridad…. Los sótanos y entreplantas de cualquier hospital están plagados de tuberías de acero.

Cómo se hace una tubería de acero

La fabricación de tuberías de acero ha evolucionado mucho en el siglo XX. En la actualidad existen dos tipos de tuberías de acero: 1) sin soldadura o 2) con soldadura. Estos últimos también son conocidos como tubos de acero con costura

Los tubos sin soldaduras se realizan fundiendo en metal, que es introducido en un recipiente con forma circular y dimensiones similares al tubo resultante. A continuación se introduce una matriz que hace el agujero (moldea el hueco interior del tubo). Esto se conoce como extrusión. La resistencia del tubo se conforma con la presión que ejerce ese percutor que se introduce en el hueco, que presiona las paredes del tubo aún caliente contra el recipiente contenedor. Los tubos sin soldadura son muy apreciados en sectores donde van a estar sometidos a una gran presión en su interior, como puede ser una planta de gas o de petróleo.

La fabricación de tubos de acero con soldadura (costura) es la forma tradicional de fabricar tubos. Primero se realiza un trabajo de laminado, plegado y corte de la chapa (utilizando herramientas habituales como las plegadoras). Se le da forma mediante el uso de cilindros que amoldan la chapa y, finalmente, se cierra la unión con un cordón de soldadura.

 

Ahora ya sabes cómo se hace una tubería. Como has visto, detrás de cualquier producto, por muy simple que pueda parecer, hay un proceso tecnológico complejo que ha ido evolucionando con el tiempo, y potentes máquinas que facilitan el trabajo.