En este post te vamos a hablar de la máquina CNC, que es un ejemplo notable de la imparable evolución de la industria. Los procesos de producción y las máquinas están en constante actualización, todo ello para conseguir productos mejores, más rápidos de fabricar y más económicos.

Qué es una máquina con CNC

Antes de hablar de este tipo de máquinas, tenemos que explicar brevemente qué es CNC o “control numérico computerizado”. Se trata de una tecnología informática de automatización de máquinas y herramientas para hacerlas más precisas y seguras. Mediante una interfaz, el operario introduce medidas y diseños para que la máquina en cuestión —taladro, fresadora, plegadoras, etc.— realice los distintos procesos sin tener que estar constantemente haciendo ajustes. Lo que se consigue es reducir al máximo la intervención humana, acortando sustancialmente los tiempos de producción.

Qué funciones se pueden programar en una plegadora CNC

Las plegadoras son máquinas destinadas a doblar chapas, haciendo los pliegues necesarios hasta obtener la forma que necesitamos. Con una plegadora CNC, los complejos procesos de conformación de piezas a partir de una chapa lisa se simplifican bastante. Los resultados son mucho más precisos y seguros. El control numérico reduce el tiempo de trabajo de  la plegadora.

A continuación describimos todo lo que podemos hacer con un modelo de plegadora  asistida por ordenador y las enormes ventajas que tiene su uso:

Dibujo del modelo de plegado

En una pantalla táctil, se realiza el diseño de la pieza final que queremos, fijando los puntos de plegados. Es tan fácil como introducir el grosor y medidas de la pieza para que la máquina ajuste los controles para obtener la pieza con el tamaño y forma deseada.

Simulación en 2D del resultado final

Se puede hacer una simulación de los diferentes plegados posibles para evaluar posibles puntos de colisión. A través de la pantalla, veremos un ejemplo de la pieza plegada para evitar colisiones con la propia máquina o malgastar innecesariamente material por posibles errores.

Control de presión óptimo

El CNC hace los cálculos para ajustar la presión necesaria en los punzones, evitando que se produzcan daños en la propia máquina o que se rompa la chapa. También conseguimos que el operario no tenga que intervenir manualmente, lo que redunda en su seguridad.

Información sobre el corte y la deformación de la chapa

Una vez realizado el cálculo del plegado, la máquina nos dará una información precisa del corte necesario. También de la deformación que conseguiremos según el tipo de material que queramos plegar.

Información siempre disponible en pantalla

Los modelos más avanzados de plegadoras CNC mostrarán información útil sobre el estado de la máquina, lo que evitará posibles averías y pérdidas de tiempo intentando localizar errores.

Ahorro de energía

La máquina CNC optimiza los procesos de producción. Reduce al mínimo los movimientos necesarios, lo que implica un ahorro considerable de energía. También se apaga automáticamente cuando no se está utilizando, reduciendo consumos innecesarios.

 

Las plegadoras con control numérico computerizado facilitan mucho los procesos de fabricación en los talleres. Se gana en precisión y en ahorro de materiales y de energía. También se consiguen reducir los riesgos de accidentes de los operarios, porque la manipulación se reduce al mínimo.